AMATISTA

20.07.2020

La Amatista un Cuarzo Sanador

Piedras Minerales Naturales

La Amatista pertenece a la familia de los cuarzos; es un mineral de origen magmático. Su característico color morado se debe a su alto contenido en óxido de hierro. Su color morado puede ser más o menos intenso según la cantidad de hierro que contenga en su composición. La amatista lavanda es de una suave tonalidad violenta mientras que la amatista Chevron, suele ser de un intenso color morado.

 A partir de los 300º C su tonalidad cambia de color. La amatista morada cambia a amarilla o anaranjada y pasa a ser llamada cuarzo citrino. También hay una variedad de la amatista que es de color verde, llamada prasiolita.

Es una de esas piedras que poseen una gran historia detrás. Su nombre proviene del término griego amethystos, que significa 'sobrio'. El origen de esta unión de conceptos se debe a que en la antigua Grecia se creía que la amatista era un poderoso antídoto contra la embriaguez.

La fama de la amatista comenzó con una leyenda griega, con una bonita historia de dioses y mortales. Al parecer, Dioniso, dios del vino, se enamoró de una doncella llamada Amethystos, la cual deseaba permanecer casta. La diosa Artemisa escuchó las plegarias de esta mujer y para protegerla la convirtió en una roca blanca. Al verla Dioniso rompió a llorar y vertió una copa de vino sobre la roca, tiñéndola del púrpura característico de la piedra amatista.


 LA AMATISTA: es una piedra muy poderosa, protectora y trasmutadora energética.Tranquilizante natural que ayuda a bloquear las energías ambientales negativas. A la hora de meditar te ayuda a alejar tus pensamientos de lo mundano, potenciando la asimilación de nuevas ideas. Aporta sentido común, potencia la memoria y la motivación y te centra emocionalmente. A nivel curativo, la amatista es ideal para aliviar el dolor de las tensiones físicas, emocionales y psicológicas, bloqueando el estrés geopático. Combate el insomnio, el nerviosismo y los dolores de cabeza, y aporta un sueño reparador. Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual. Limpia el aura y transmuta la energía negativa además de estimular los chacras de la garganta, tercer ojo y coronilla. Ponla debajo de la almohada en caso de querer mejorar la calidad del sueño. Llévala en pulseras, colgantes y anillos. Disfruta tu Amatista, y toda su vibración.

Para LIMPIARLA: ponla arriba de un plato blanco con sal gruesa unos minutos, o ponla a que reciba el humo de un incienso unos minutos, lo que vos consideres necesario. Luego pásala por el agua de la canilla y para CARGARLA ponla en la tierra (una maceta, tu jardín) para que le de la Luna Llena y el Sol. Si llueve aprovecha ésta bendición y ponla a que le de el agua de lluvia para limpiarla.

Abrazo vibrante.

Mari Sonbla

#encontralasentierramistica

#cristalessanadores

#amatista

#protección

#transmutación